Log In

Columna

MÉXICO DEL NORTE

Pin it

Por JORGE MÚJICA MURIAS/MASEUAL

*El Trumpazo a México

Chicago, Illinois, Estados Unidos de America.- 31 de agosto del 2016.- ¿Y qué fue a hacer Donald el Trompas Trump a México? Nadie sabe, nadie supo…

Excepto que fue a dejarle claro a Peña Nieto quién manda. Después de un año de insultar a México y los mexicanos, el Trompas fue a restregárselo a Peña Nieto en su propia cara, por invitación del propio imbécil.

Le dijo ahí clarito, al mismísimo imbécil que alguna vez lo comparó con Hitler (y bien comparado por cierto), que va a construir su muro en la frontera porque Estados Unidos es un país soberano (y obviamente necesita parar a los violadores y criminales), y que va a revisar NAFTA. Le dejó claro que el que no es soberano es México, porque su presidente es tan agachón que se agacha ya no ante el presidente de Estados Unidos sino ante sus candidatos presidenciales. Y claro, lo agachón será recompensado si el Trompas gana la presidencia, con la garantía de seguir dándole al Copetes Peña Nieto una lanota para el programa Frontera Sur, que prácticamente extendió la frontera gringa hasta el Suchiate.

Una cosa que me queda clara es que el Trompas fue a ganar prensa y atención mediática gratuita. La perdidosa por el viaje fue la Hillary Clinton, quien desprecia tanto o más a México y los mexicanos y no le agarró la palabra a Peña Nieto. Se perdió el chance de hacer show con los mexicanos y le dejó los titulares enteritos al Trompas.

Y perdió Peña Nieto, si es que algo le quedaba de prestigio. Perdió no solamente al invitar al Trompas y armarle la oportunidad de la foto, sino al declarar que “Ha habido malas interpretaciones o afirmaciones que lamentablemente han lastimado o afectado a los mexicanos por la percepción de su candidatura, de la cual soy respetuoso, que el pueblo de México se había sentido agraviado por comentarios que se habían formulado”. El plagiario y pronto ex-licenciado de pronto resulta ser el único que entiende al pobrecito del Trompas.

     

Entre Sócrates y Cantinflas

Y entender al Trompas es prácticamente milagroso, porque si algo ha quedado claro en los discursos del Trompas Donald Trump es que de su punto central de campaña, eliminar a los inmigrantes sin papeles solo se sabe que no sabe nada, que no tiene ni idea de qué hacer exactamente fuera de su famosa barda.

     En la última semana primero se puso “blando”, diciendo que solamente hay que deportar a los criminales. Enseguida se dio cuenta de que eso lo ha dicho Barack Obama muchas veces y entonces cambió el rollo para decir que hay que deportarlos a todos. Ya entrado en detalles, aclaró que algunos no son tan malos y tal vez, dijo, “se pueda llegar a un arreglo con ellos”. Si ese fuera el plan, negociar con los indocumentados, habría que elegirlo presidente porque nadie más nos daría ese chance. Suena absurdo porque sería como negociar una ley contra los asaltos bancarios con los asaltabancos, pero eso dijo el Trompas.

Después “ aclaró” que tal vez a la mejor haya la posibilidad de que quien quita y puede ser posible que chance y hasta alguien se pueda legalizar. Ni Cantinflas le hubiera ganado. Claro, los “malos” no tendrán ese chance.

Echándole números a sus declaraciones, sale tan burro como Peña Nieto: nomás no le cuadran. Los “malos”, los que tienen algún tipo de antecedente penal, no son todos y ni siquiera muchos. De los 11 millones de inmigrantes que se calcula no tienen papeles por acá, solamente hay 690 mil con antecedentes penales, según datos de 2014, y del gobierno mismo. O sea, se quedarían por acá 10 millones 310 mil inmigrantes, muy lejos de su meta declarada hace meses de que el primer día de su presidencia iba a deportar a todo el mundo.

Ya encarrerado, agregó que “La gente no sabe que Obama sacó un tremendo número de gente del país – y lo mismo Bush. Un montón de gente con las leyes actuales. Yo voy a hacer lo mismo”. Eso me llama la atención especialmente porque Hillary Clinton declaró lo mismo aunque con palabras poquito diferentes. Según Hillary, mientras no haya una reforma migratoria hay que seguir aplicando las leyes actuales y enfocarse en “los inmigrantes que presentan un peligro para la seguridad pública”.

En corto, Obama, Clinton y Trump están completamente de acuerdo. Lo único claro aquí es que los dos candidatos y la actual administración proponen lo mismo y los inmigrantes no tienen chance de conseguir estatus legales a menos que se pongan las pilas y se organicen para imponer sus demandas en vez de seguir esperando resultados buenos en las elecciones.

      Como dice el dicho y dice bien, “el movimiento se demuestra andando”, no esperando bueno gobernantes…

 

MASEUAL es un sitio de información periodística en internet, con más de 15 años de experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account