Log In

Columna

MÉXICO DEL NORTE

Pin it

Por JORGE MÚJICA MURIAS / MASEUAL

 

De Trompas y Muros

 

Chicago, Illinois, Estados Unidos de America. 4 de Agosto del 2017.- Merolico y chillón. Esa impresión me deja la lectura de la trascripción de la plática de Donald El Trompas Trump con el Copetes Peña Nieto del 27 de enero, filtradas de alguna manera al diario Washington Post y publicadas esta semana.

En corto, el Trompas se queja con Peña Nieto de que ha basado su campaña electoral en la idea de que va a construir un muro en la frontera y que México va a pagarlo, así que le dice al copetón que deje de decir en público y a la prensa que México no lo va a pagar. “Solamente diga que estamos trabajando en eso” repite el Trompas. Durante la plática, Peña Nieto se niega, argumentando que El Trompas lo metió en un apuro porque es una cosa de “dignidad nacional” y él tiene que dar la cara de alguna manera.

El huésped de la Casa Blanca incluso argumenta que él sabe “como hacer un muro barato”, pero no convence al mexicano. Al final acuerdan mejor no hablar más del muro en público. El último argumento del Trompas es que al final los gringos pagaran el muro de alguna manera, pero que al fin y al cabo eso “ni siquiera es lo más importante de la plática aunque sea lo más importante políticamente hablando”.

Merolico y chillón.

Pero sí hacen otro trato, para que Trump pueda cumplir otra promesa de campaña. Sucede que Estados Unidos le compra más a México de lo que este país le compra al primero, una diferencia de 60 mil millones de dólares, así que El Trompas propone (siempre para dar la idea de que México pagara algo del muro), aumentarle los impuestos a los productos mexicanos y salir bien parado, y que México haga lo mismo con los productos gringos. A final de cuentas los gringos saldrían ganando por la cantidad del déficit. Peña prácticamente acepta.

          La del estribo es que el Trompas se ufana de haber conseguido del Congreso 1,600 millones de dólares para el mentado muro. Haga cuentas el lector: de a 20 millones de costo por milla, ¿para cuantas millas le alcanza?

 

De Trompas y Redadas

 

Advertimos la semana pasada de un operativo de la Migra contra las pandillas, especialmente la Mara Salvatrucha, prometida por el Trompas ante la convención nacional de los Boy Scouts para “salvar a Estados Unidos de los inmigrantes criminales”.

          Y como predijimos, no encontraron muchos. La Migra se lanzó contra jóvenes entre 16 y 18 años, supuestamente con historial criminal o eran sospechosos de tener vínculos de pandillas. En total, detuvieron a 457 personas, y el desglose va más o menos así: 130 de los detenidos tenían antecedentes penales, o sea que la Migra le supuestamente le atinó precisamente a lo que iba, a detener “inmigrantes criminales”.

          Nomás que ya la desmintieron. Por lo menos en Nueva York, según la Unión de Libertades Civiles, nueve chavalos fueron falsamente acusados ​​de estar relacionados con pandillas. La organización acusó de hecho a la Oficina de Refugiados de Estados Unidos de detener a jóvenes estudiantes que ni habían sido acusados ​​de crímenes ni de membresía de pandillas.

          Además de los supuestos pandilleros, la Migra detuvo a 73 personas que “cruzaron la frontera como parte de una familia”, lo que traducido equivale a entender parte de la oleada de madres con hijos y menores no acompañados que cruzaron la frontera en 2015 pidiendo asilo.

          Ya por no dejar, la Migra detuvo a otros 457 jóvenes a quienes “encontraron” durante su operativo. Como quien dice, la “salvación de Estados Unidos” se convirtió en lo que preveíamos, una cacería de brujas donde nadie era bruja.

          Una de dos: O los detenidos eran personas que estaban en un mal lugar cuando la Migra pasó por ahí, y fueron detenidos porque los agentes tienen derechos de arrestar a cualquier persona sospechosa de no tener documentos de inmigración en el curso de una investigación”, o sea a cualquiera que no sea güero de ojos azules y hable inglés sin acento, o eran de los cientos de miles de “sospechosos” de las listas de las policías locales, sospechas que no tienen que fundamentarse ni apoyarse en nada.

          En cualquiera de los dos casos, ahí radica el verdadero peligro. Quien tiene antecedentes penales probablemente ya tomó alguna medida de seguridad, como cambiarse de domicilio, para empezar, pero los detenidos siempre resultan ser los desprevenidos. Más vale educarse y aprender exactamente qué hacer en caso de detención de la Migra…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account