Log In

Estado

Zacatepec 2-2 con Puebla, ante unos 500 aficionados

Pin it

Por IGNACIO CORTÉS MORALES / MASEUAL en los deportes

Cuernavaca, Morelos, México, 29 de diciembre de 2017.-  Los auténticos Cañeros del Zacatepec igualaron a dos con los Camoteros del Puebla, en la cancha del ingenio de esta localidad, la tarde de este jueves, ante unas 500 personas, en un duelo en el que anotaron, por los poblanos, Rafael Chávez Carretero y Bartolota, mientras que por los verdes, Rubén Antonio Anguiano Díaz y autogol de Gerardo González, en duelo en el que se tuvo la presencia de Pablo Larios Iwasaki, quien fue portero de los dos escuadrones en la máxima categoría, y con el Zacatepec lo mismo en segunda que en la primera división, y se retiró precisamente en estas tierras, por lo que se puede decir que tiene una vida ligada a su Zacatepec.

Ahí Pablo Larios regaló cien balones a los primeros 100 niños que llegaron al partido y 20 guantes de portero, a los primeros 20 chicos que llegaron al partido con la vestimenta de cancerbero, como que él fue guardameta con Zacatepec, los Cementeros del Cruz Azul, los Camoteros del Puebla y los Toros del Neza, para retornar a su Zacatepec de toda la vida, en donde vive y en donde sostiene una labor social de siempre, como en el sismo del 19 de septiembre, cuando ofreció por las redes sociales habitaciones para los que perdieron sus casas, y sin ningún interés, en un gesto generoso del que no habla, pero que lo hizo, como para aliviar en algo lo tanto que se había perdido en ese día.

En el partido, los dos escuadrones pelearon, se entregaron, lucharon, y, al final, un merecido reparto de utilidades, el empate a dos para los bandos y el aplauso de los aficionados que vieron a aquéllos que cubrieron muchas páginas de gloria en la primera división nacional, en una época dorada, algunos hasta en la selección nacional, como lo fue el propio Pablo Larios, en el mundial del 86, con una vida ligada a su Zacatepec de infancia y adolescencia, de vida de siempre, de idas, de partidas, pero de regreso siempre a casa, a su pueblo en donde es querido por su sencillez y su afán de servicio de siempre.

Los muchos aficionados disfrutaron de un partido lleno de esfuerzo y de jugadas de gran calidad, de esfuerzos y de goles, de cuatro tantos que dejaron constancia de que lo que bien se aprende, no se olvida, y en la veteranía, se es más lento, pero con la calidad que se transpira en cada acción que es agradecida con el aplauso del respetable a la vera de la cancha, disfrutando el espectáculo que se le brindó gratuitamente y que valió la pena.

 

MASEUAL es un sitio de información periodística en internet, con más de 15 años de experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account