Log In

Columna

TIEMPOS MODERNOS

Pin it

 

Por JAIME LUIS BRITO / MASEUAL

*  Los candidatos a la presidencia

Cuernavaca, Morelos, México, 12 de febrero de 2017.-  Han concluido las precampañas. A nivel nacional las cartas están echadas. Serán tres candidatos los que realmente se disputen la Presidencia de la República. Andrés Manuel López Obrador recurrirá al llamado a las urnas por tercera vez. Como las dos veces anteriores comienza la carrera en el primer lugar. Su principal reto es mantenerse arriba, para ello ha decidido hacer lo que tenga qué hacer. Ha dado un vuelco al pragmatismo y para ello, incluso se ha montado en futbolistas, actores e incluso panistas y priístas a los que antes combatió. Sus rivales se ven pequeños frente a él. Incluso hay algunos grupos empresariales que están apoyando al tabasqueño.

En la esquina contraria, el PRD, antiguo partido del tabasqueño, y el PAN van juntos por primera vez en la historia rumbo a la presidencia. El agua y el aceite han hecho un amasijo inasible cuyo abanderado es un panista. Los perredistas asesinados desde el origen de esa fuerza política se revolcaron en sus tumbas ante la imagen en donde un panista portó un chaleco amarillo perredista. No representa los anhelos de la militancia, sí representa al nuevo PRD, el pragmático, el de Graco Ramírez y su pandilla.

Ricardo Anaya es el representante de esa cosa denominada el frente. Es un panista joven que tiene bastantes cadáveres en el closet. La revista Proceso publicó las más recientes, una serie de triangulaciones de dinero realizadas por el panista utilizando fundaciones que supuestamente tenían como objetivo acciones sociales. Antes estuvieron los negocios de su familia, el hecho de que su familia prefiere vivir fuera del país y otro más. Este candidato podría concentrar el famoso voto útil en los próximos meses ante el desplome del candidato de las fuerzas económicas. Anaya nunca ha gobernado nada y es un personaje vacío. En Morelos tenemos un gobernador que llegó con esas dos características, imaginen el futuro del país con un presidente como ese.

Finalmente está el candidato del Presidente, de las fuerzas políticas y de los Estados Unidos. Es el abanderado del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, anticlimático. Su precampaña electoral tomó dos meses y aunque tuvo un buen posicionamiento, aunque por debajo de López Obrador. Sin embargo, durante enero tuvo un mes de pesadilla y en los primeros días de febrero no cambió el panorama. Su campaña luce desarticulada, más de ocurrencias que de impacto. Sus colaboradores en vez de ayudarlo lo colocan en situación de desventaja.

Parece que al inicio de las campañas, a finales de marzo, sólo habrá dos contrincantes y se polarizará como en elecciones pasadas. El mayor problema es que esa polarización ha bajado a todos los sectores sociales. Hoy pareciera en las redes que están los que aman a López Obrador y aquellos que lo odian. Pero el país no puede entrar a un periodo más con la polarización de otros momentos. Así como ocurrió después de las elecciones de 2016. Hoy, 12 años después, las cosas están peor que en ese momento. La polarización sirve a ciertos intereses, que no son los generales.

Twitter: @Patrio74

www.facebook.com/JaimeLuisBritoV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account