Log In

Columna

MÉXICO DEL NORTE

Pin it

Por JORGE MÚJICA MURIAS / MASEUAL

*  Fronteras Vigiladas

Chicago, Illinois, Estados Unidos de América, 6 de abril de 2018.-  Entre 2 mil y 4 mil miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos irán a reforzar a la Patrulla Fronteriza… si Donald El Trompas Trump se sale con la suya.

A la mejor no le funciona y le sale el chirrión por el palito, como con tantos otros llamados y decretos inútiles que ha emitido durante su primer año en la Casa Blanca, desde la prohibición de entrada a los musulmanes hasta la desaparición de DACA, que por cierto ahí sigue muy tranquila.

Como en otras ocasiones, El Trompas empezó a tuitear sus intenciones políticas antes de llevarlas a cabo. Advirtió que una caravana de invasores se dirigía a la frontera para “aprovecharse de DACA”, y que México no estaba haciendo nada al respecto. A las pocas horas la “amenaza” adquirió cuerpo y alma, unos mil cuerpos y almas que efectivamente se dirigen a la frontera entre México y Estados Unidos para pedir asilo.

Son centroamericanos, Inicialmente hondureños que huyen de la violencia en su país, que ha crecido desde que Estados Unidos respaldó el último golpe de estado contra un presidente elegido democráticamente. Se denominan El Viacrucis Migrante, organizados por un “primo” mío, Irineo Mújica, director de Pueblos sin Fronteras, y como cualquiera sabe que en la unión está la fuerza, han visto sus filas engrosadas por salvadoreños y guatemaltecos que no quieren ser robados y asaltados en el camino.

Y no, no vienen a usar DACA. Para usar DACA había que haber entrado a Estados Unidos antes de 2007 y se tenía que haber solicitado aquí en persona en 2012. Si cualquier indocumentado pudiera solicitar DACA, pues habría 11 millones de solicitantes, pero para El Trompas lo que cuenta es el chisme, no la política real.

Y ahí viene lo de que “a ver si le sale”. En su tuitestupidez, El Trompas invocó el Título 32 del Código Legal para “mandar” las tropas a la frontera. Pero bajo ese Título no puede “mandar” nada, porque solamente lo autoriza a “solicitar a los gobernadores de los estados que envíen sus efectivos de la Guardia Nacional” a algún lugar. Es decir, es una petición, no un mandato. Los gobernadores se pueden rehusar o declinar la petición. De hecho, ya Oregon se negó, y California dice que “lo está pensando”.

Fronteras Desplazadas

Si El Trompas hubiera invocado el Título 10 del Código Legal, entonces si podría militarizar la Guardia Nacional, ponerla al mando del Pentágono y mandar a sus efectivos a donde se le antojara, pero no lo hizo y el error le va a costar caro.

Pero su declaración causó una reacción interesante en México. Por primera vez desde que El Trompas lanzó su candidatura presidencial, Enrique Peña Nieto se le puso bravo. Diplomáticamente y todo, pero mandó a El Trompas a la mier…coles, diciendo que si tiene problemas de política interna no ande aventando el humo para el sur, sino que le eche la bronca a los responsables.

Y hasta ahí la envalentonada, sin mencionar nada acerca de si México hace o no hace nada para parar a los migrantes.

Porque ahí está el detalle. Desde hace años México es el mayor filtro de la migración centroamericana a Estados Unidos, deteniendo y deportando a decenas de miles de personas.

Según funcionarios de derechos humanos de Honduras, Guatemala y El Salvador, desde hace varios años sus países reciben más deportados de México que de Estados Unidos. En lo que va de este año, 17 mil hondureños han sido repatriados, 8 mil desde Estados Unidos y 9 mil desde México, según el Comisionado Nacional de Derechos Humanos de Honduras.

En cuanto a Guatemala, de enero a marzo, han llegado 15 mil 762 deportados, un 60 por ciento de ellos desde México, y los demás desde Estados Unidos.

El verdadero problema fronterizo no está en la frontera con Estados Unidos, en el Río Bravo, sino en el Suchiate. Desde la implementación del Plan Frontera Sur, cada vez más, el tapón está en México. En cinco años las deportaciones de centroamericanos desde México aumentaron un 116%, según datos oficiales. En 2016, México deportó a 204,817 personas, y Estados UNidos a 240,255.

Por eso, que Peña Nieto se llene la boca portándose duro con El Trompas realmente no me impacta, lo considero hipócrita.

Y que manden a la Guardia Nacional a la frontera tampoco. La mandó Bush y la mandó Obama, y no pasó nada.

Es una cortina de humo, para hacernos olvidar que está demandado por una actriz porno, que su Secretario del Medio Ambiente está en problemas de corrupción, que su guerra comercial con China ya le costó a la Bolsa de Valores todas las ganancias del año. Los inmigrantes son, como siempre, los chivos expiatorios.  mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account