Log In

Estado Opinión

Transformar la realidad con la esperanza organizada

Pin it

Por JOSÉ MARTÍNEZ CRUZ / MASEUAL

Cuernavaca, Morelos, México, 10 de julio de 2018.-  Treinta millones de votos muestran la voluntad de cambiar en México. En Morelos más de medio millón de personas expresaron en las urnas el mismo sentimiento. Son datos de una realidad que es necesario tomar en cuenta. Pero solo una parte. Cuando la realidad estructural del sistema de dominación capitalista se oculta, se diluyen las perspectivas de un cambio real y de fondo.

Así como las discusiones permean todos los ámbitos de la vida política posteriormente a las elecciones, es necesario valorar las diferentes perspectivas que se van expresando, no solo en los círculos más pequeños del poder, sino entre los sectores del movimiento en lucha.

Así lo hemos analizado en la Comisión Independiente de Derechos Humanos, donde vemos como la agenda de los nuevos gobiernos tiene retos enormes para responder a las demandas de justicia a familiares y víctimas de miles de feminicidios, desapariciones, asesinatos, inseguridad y militarización.

 Vemos con horror como se han acumulado más de 851 feminicidios en Morelos del 2000 al 2018 y como permanecen 540 desaparecidos y desaparecidas del 2008 al 2018 en Morelos. Más de 36 mil desaparecidos en el país incluyendo los 43 de Ayotzinapa que ya han cumplido 45 meses sin verdad ni justicia. Militarización de las calles y más de 150 mil muertes violentas en tan sólo éste sexenio que aún no concluye y nos ha llevado a la miseria, a la carestía de gasolina y de los productos de la canasta básica, la generalización del subempleo con el outsursing y los ataques a las jubilaciones y pensiones y a la privatización de la seguridad social, el abandono del campo y el crecimiento de la migración forzada que es arrojada a padecer discriminación ante gobiernos racistas como el de Trump.

Son preocupaciones externadas en las asambleas del Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética, donde se expresan diversas opiniones sobre el balance electoral, pero es clara la convicción de mantener y fortalecer la lucha independiente de la clase trabajadora para defender derechos laborales, contratación colectiva, derecho al empleo digno, elevación de salarios y libertad de asociación sindical.

Aun cuando se limita la sindicalización a un 10% de la clase trabajadora, crecen las formas de organización independiente y la resistencia a través de iniciativas de unidad y lucha, de las que formamos parte como la Asamblea Nacional Popular impulsada por los padres y madres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, la Unión Nacional de Trabajadores y la Nueva Central de Trabajadores, entre otros procesos unitarios como es el propio Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética.

También son debates expresados entre las organizaciones de la izquierda socialista, donde el PRT mantiene la propuesta de fortalecer un polo social anticapitalista, sin caer en posiciones sectarias pero con la apuesta estratégica en el combate al neoliberalismo y al capitalismo, mediante la acumulación de fuerzas para reconstruir una izquierda que ha estado ausente del ámbito electoral pero presente en múltiples luchas sociales durante décadas en México, justamente a 50 años del movimiento estudiantil popular de 1968.

“Nuestra tarea, dice el camarada Andrés Lund- es llenar ese enorme hueco político a la izquierda del sistema político. Ese hueco debe ser llenado con una izquierda independiente del tsunami de MORENA, una izquierda opositora, pero no resentida y sectaria. Esa es la discusión, con proyectos” que involucra el proyecto de la OPT. Y la izquierda anticapitalista que se formó en torno a la candidatura de Marichuy, el CNI y el EZLN, donde es necesario fortalecer el debate. Es necesaria y urgente una izquierda al mismo tiempo anticapitalista, feminista, ecologista, democratizadora, que exija una nueva Constituyente para eliminar las contrareformas neoliberales, restituir los derechos laborales y sindicales, espacios para nuevos partidos políticos, políticas antipatriarcales, antimperialista y antiecocidas,

Al respecto, el camarada Luis Rangel escribió que “No hay que dejar que recordar que, pese a la mayoría electoral indignada, antineoliberal y popular que pone a este gobierno; no pocos representantes de las capas oligárquicas se encuentran en posiciones clave (Romo, Ebrard, Espino, por mencionar algunos). Lo que da una idea de lo que realmente serán las políticas impulsadas por el gobierno de AMLO. Como a lo largo de la campaña, todo apunta a que importantes temas de la situación nacional seguirán ausentes. ¿Se impulsará un nuevo modelo de desarrollo que aleje al país de su dependencia estructural de los combustibles fósiles y la minería; los megaproyectos seguirán en marcha? Parece que no. ¿Los derechos y exigencias de las mujeres, se respetarán e incluso avanzarán en sintonía con la nueva ola feminista en Latinoamérica? más que nunca depende de la lucha. Existe una gran incógnita sobre la política fiscal y de gasto público del nuevo gobierno. Por muy escandalosa e ignominiosa que es la corrupción, que Obrador avisa con desterrar; su costo real difícilmente sería suficiente para capitalizar los recursos necesarios para echar a andar las medidas sociales que hoy promete AMLO. La negativa a, por ahora, echar atrás la reforma energética  y limitarse a “revisar” los contratos otorgados, eventualmente chocará con la promesa de detener los gasolinazos (íntimamente ligados al nuevo marco energético). ¿Qué pasará con la reforma educativa? ¿Y con el nuevo aeropuerto?

 

A nivel local, la mayoría de nuevos puestos de elección popular conquistados por MORENA son la expresión más cruda del costo pragmático de la victoria de Obrador. ¿La cascada de “impresentables” que hoy representan a MORENA en el espacio regional inmediato, entrarán en contradicción con la voluntad de cambio expresadas en las urnas? Este es el caso en Morelos.

 

En síntesis, las expectativas que el propio AMLO ha levantado en torno a los alcances de su gobierno, encuentran un entorno económico que no hacen sencillo su concreción real. ¿El enorme paraguas pluriclasista, ideológico y con intereses encontrados que significa MORENA, a la hora de ser gobierno, se mantendrá después de la toma de protesta? En el medio plazo, dados los candados institucionales que protegen hoy a las reformas estructurales, la única manera de obtener muchas promesas de campaña sería la convocatoria a una asamblea constituyente y construir un nuevo pacto social (dado que el de 1917 fue liquidado antidemocráticamente en las tres décadas de neoliberalismo clásico). Esta posibilidad, al día de hoy, no se ve cercana.”

 

Construir un futuro distinto requiere avanzar en una organización de la consciencia, sin ilusiones, sin frustración, con la fortaleza de las luchas independientes, para dar rostro a la esperanza organizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account