Log In

Columna

POR LA LIBRE 2125

Pin it

Por IGNACIO CORTÉS MORALES / MASEUAL

 

1.- Sociedad rota        

2.- PRI fatal    

3.- Jiutepec y la educación     

4.- Panamericanos

 
Cuernavaca, Morelos, México, 12 de agosto de 2019.-  1.- Por ahí lo leí y me parece que es la frase que dibuja lo que sucede en la sociedad, así la nacional como la estatal: está rota, el tejido social resquebrajado, tergiversación de los valores, ausencia de liderazgo desde las familias, lucha interna para ver quién vocifera más fuerte, quien tiene más dinero y más poder para sí, no para ponerlo al servicio de los demás; es el triunfo del más fuerte, la ley de la selva; la sinrazón se impone a lo que es razonable, padres al servicio de los caprichos de los hijos, la política al encuentro de los cargos y distante de las personas; las noticias ya no causan asombro, si es un muerto es nada; deben ser tantos y de cruel final para que llamen la atención, aunque sólo sea un instante, que al rato será otra la noticia, en un devenir implacable, sangriento, inhumano.

Una niña violentada y asesinada en esa falta de respeto a la vida, y la indignación se palpa; correr de la foto del presunto, pero, bien lo establece Jesús Castillo, la autoridad no lo desmiente ni lo afirma, y puede cometerse otra injusticia; ¡perdón!, olvide que es el fin de semana y quizá entre el descanso, la nada  y la irresponsabilidad nadie hay que se dé al trabajo, de los que deben hacerlo en este caso, y sigue adelante la indignación, y sin pronunciamiento de la autoridad judicial; y va a más la indignación social, y callan las voces de los guardianes del orden, y no se sabe si se está sobre la pista o se irá este caso a donde todos van, al olvido, y la sociedad se prende, pero es aquí y ahora, quizá el día de mañana, atrapada en sus quehaceres, tendrá otro tema.

No sé si se resuelva el caso y, lo peor, nadie puede garantizar que no se repita, que no haya otro hogar, como los tantos habidos, que cruce la tragedia, el luto, el llano, la tristeza para siempre; y otra vez lo pregunto, ¿do la autoridad para prevenir el delito?.

El silencio se multiplica y se entremezcla con el pánico, el horror a que sea el propio hogar el vulnerado; uno más; la estadística y el parloteo de la autoridad: “se está trabajando y pronto se detendrá al chacal”; difícil que haya certeza de que sea él, por la forma en que trabaja la policía.

La sociedad tiene un poder que olvida en su tarea cotidiana, es la autora de sí misma, es la que provoca los cambios, es la que debe exigir seguridad para sí misma, y, en cambio, permite que le asesinen a sus hijos; hoy una niña de vida deshojada, ¿y la autoridad?; no se apareció; no aparece, no sé dónde está, si es que está, si alguna vez estuvo, si estará.

¡Qué alguien despierte!, que se tome conciencia de lo que sucede alrededor; son niños y jóvenes las principales víctimas; es lastimosa su muerte, pero más la forma en que caen; ¿qué hace señor fiscal para atrapar a los asesinos?, ¿qué hace Gilberto para poner en función los programas sociales?. ¡Es asesinado lo mejor de nosotros!, ¿acaso no lo ven?.

La niña no irá a la escuela, ¿cuántas faltan para que la autoridad actúe, sociedad silente?.

2.- Es un cadáver el tricolor; las acusaciones de falta de casillas, de trampas, denuestos, el caos, la ausencia de votantes y el triunfo de quien puede ser más un provocador que un político de altura, de la altura que necesita el país y no un servil de Acción Nazi-onal, de la derecha golpista, pinochetista guadiana, brazo armado del neoliberalismo para que se regrese a hacer negocios desde el poder, retornar a las reformas estructurales, que se recrudezca la violencia porque la justicia social será la gran ausente. Alito ganó, pero si no entiende los tiempos, llevará a su partido a la desaparición o al país al abismo final.

3.- Rafael Reyes dará buenas cuentas a la educación; es un presidente sensible, afín a las necesidades del pueblo, sobre todo en las escuelas; sabe que ahí está formándose el presente para el futuro y se le tiene que respaldar, y lo hará, no queda duda y ya lo verán

4.- Los juegos panamericanos dejaron un gran trabajo para la autoridad deportiva igual a la civil para que lo logrado esta vez, que fue histórico, se supere en el siguiente evento; y ante tanta desgracia, es la hora de hacer un paréntesis para disfrutar este hecho que, así lo dijo el presidente, son esfuerzos personales y familiares y ahora que sea el estado el que respalde en todo lo necesario por el bien de la justicia social y medicina preventiva.

MASEUAL es un sitio de información periodística en internet, con más de 15 años de experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account