Log In

Columna

SIN CORTAPISAS

Pin it

Por PATRICIA CASTRO CEDILLO

 

Morelos y la “Nueva Normalidad”

 

Cuernavaca, Morelos, México, 29 de junio de 2020.- En Morelos las últimas cifras de la Secretaría de Salud del día de ayer 28 de junio sobre los casos de covid-19, precisan que se tienen ya 666 defunciones, 2, 897 casos confirmados y 506 sospechosos, situación gravosa y preocupante si se toma en cuenta que dio inicio la “Nueva Normalidad” en la capital el pasado 22 de junio y días antes en otros municipios.

La situación por sí misma es delicada, tan sólo en ese lapso, del 22 al 28 de junio, se presentaron 123 muertes, 436 casos confirmados y 154 sospechosos en el estado, por lo que es ilógico que se haya permitido el retorno “escalonado” de las actividades cuando no se puso en marcha, al mismo tiempo, acciones tendientes, al menos para mantenerlos.

En México y, por ende, en Morelos, no se está listo para regresar a la “normalidad” porque hace falta una cultura de la prevención y obligación de los habitantes a usar de responsable tanto los cubrebocas como gel antibacterial y el lavado de manos continuo al salir de sus hogares, ya sea para ir al trabajo o para ir a comprar o, mejor aún, salir a “divertirse” y reanudar las actividades sociales en casa.

Es un hecho que el covid llegó para quedarse, será ya pues, una enfermedad endémica, por lo que se tiene que aprender a vivir y convivir con este padecimiento, que no tiene cura y no hay aún una vacuna para su prevención.

Es plausible, sí, que se hay permitido la reactivación económica porque la situación ya era insostenible y para evitar aún más el cierre de fuentes de trabajo y los consabidos despidos, lo malo es que, se insiste, pocas son las personas que acatan las indicaciones sanitarias, lo que ha derivado en que las cifras por la pandemia se incrementen, tal como se ha citado.

No se puede decir hay “nueva normalidad” cuando se acude a la tiendita de la esquina, a los tianguis sobre ruedas y la gente NO respeta la sana distancia, NO usa cubrebocas, ni qué decir en el transporte público, donde los choferes NO respetan el porcentaje de usuarios que deben llevar, menos aún por las noches cuando van con “cupo lleno”, pero eso no es lo peor, sino que permiten que los usuarios suban a la unidad sin llevar cubrebocas, en tanto que en sus “rutas” tal vez haya gel antibacterial, pero si no está “mugroso” el recipiente que van rellenando, está vacío o no sirve el botón dispensador a la hora de pretender utilizarse.

No se puede decir que hay “nueva normalidad” cuando las calles ya están “tapizadas” de automotores y de transeúntes que no hacen uso de las medidas preventivas; cuando los jardines públicos nuevamente se están “abarrotando” de personas que acuden a distraerse o relajarse del confinamiento previo y tras el cierre obligado de estos sitios, saliendo ya con sus familias, sin que los pequeños

mayores de 2 años usen cubrebocas o eviten tocar todo lo que esté a su paso, ignorando tal vez que esté contaminado.

En verdad no se puede decir que hay “nueva normalidad” cuando algunas personas ya están haciendo sus fiestas y reuniones sociales sin límite de horario donde la música y el alcohol no deja de fluir, pero eso no se juzga, qué bueno que vuelvan a socializar, en lo que se está en contra es que no usen, se repite una vez más, las medidas preventivas para evitar contagios, para evitar que algún invitado enfermo asintomático llegue y contagie a más personas.

Ni qué decir que desde otras entidades vienen en grupo, ya sea en motocicletas o autos a “desestresarse” y claro, a consumir lo local, que representará ganancia y detonará el desarrollo económico, ¿pero en verdad hay tales?, en el transcurso de la semana algunos líderes empresariales señalaron que no hubo un repunte en sus ventas ni del 10%, pero bueno, se espera que conforme transcurren los días se incrementen y puedan recuperarse y mantener la plantilla laboral.

Personas entrevistadas han manifestado no estar en contra que se reactiven las actividades esenciales o no en la entidad, lo que sí es que de nada sirve que los empresarios, comerciantes y demás prestadores de servicios cumplan con medidas sanitarias si al ingreso a establecimientos la gente está “amontonada”, sin cubrebocas, sin sana distancia, sin que exista pues esa concientización para que de forma corresponsable sean partícipes para cuidarse y cuidar a terceros, que son lo que los rodean.

Esperemos sirva de algo la suma de esfuerzos del Instituto Nacional de Salud y la Secretaría de Salud estatal para mitigar y controlar los contagios de covid en el proceso de ingreso a la nueva normalidad, según refirieron en un comunicado al anunciar la puesta en marcha de una “estrategia de comunicación y educación en salud” que incluirá diversos medios y soportes, como redes sociales, radio, videos, entrevistas, entre otros y será identificada en redes sociales con los tags #TransmiteSalud y Si puedes, #QuédateEnCasa.

Esperemos pues, a ver si en esta “nueva normalidad” la ´normalidad´ regresa, sin que siga cobrando más víctimas, esperemos. Tiempo.

MASEUAL es un sitio de información periodística en internet, con más de 15 años de experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account