Log In

Columna

SIN CORTAPISAS

Pin it

Por PATRICIA CASTRO CEDILLO / MASEUAL

Cuernavaca, Morelos, México, 6 de julio de 2020.-  Como si de una competencia se tratase, es galopante el incremento desmedido de la inseguridad y los fallecimientos por covid en Morelos y, en ambos casos, las autoridades estatales y municipales poco o nada han hecho para disminuir los casos que se presentan diariamente.

Por una parte datos proporcionados por la Secretaría de Salud estatal refieren que se han registrado 710 fallecimientos por covid, de acuerdo con cifras dadas a conocer el 04 de julio del año en curso; empero sin que esto cause mella entre la población y autoridades, este lunes 6 de julio cambia el semáforo epidemiológico a color naranja, por lo que se dará inicio de manera paulatina a la apertura de comercios.

Es un hecho que el tema de la pandemia continuará por muchísimo tiempo, lo que sin duda se está volviendo una “nueva normalidad” entre la población y las autoridades mismas y sólo cuando “les toque” padecer en carne propia el padecimiento, podrán extremar y mantener las medidas preventivas y me refiero a aquellas personas que no creen en su existencia y que siguen haciendo su vida como si nada pasara.

Y es que a nadie sorprende saber que los fallecimientos, casos confirmados y sospechosos se incrementan día con día, se está volviendo “algo natural” tener conocimiento, mas nada; en las calles muchísimas personas continúan sin usar cubrebocas, muchos negocios no están aplicando correctamente las medidas preventivas y el hecho es que a la par de esta “normalización” también lo es el que la violencia, inseguridad y homicidios van al alza.

Ahora bien, respecto a este segundo punto: el de la inseguridad; es notoria la falta de presencia policiaca en calles, colonias, comunidades, poblados y municipios que conforman la entidad tlahuica; no hay operativos reales que arrojen resultados positivos, donde quede demostrado que se trabaja para devolver a Morelos la tranquilidad y paz requerida, aún más en esta época de pandemia.

Diariamente, el estado amanece con noticias lamentables sobre la presencia de cadáveres que fueron abandonados en colonias alejadas de la zona urbana, principalmente en colonias y municipios considerados focos rojos por la inseguridad; a ello se suma la alarmante desaparición de mujeres de diversas edades, cuyos familiares no saben a quién acudir para que al momento del hecho la Fiscalía General del Estado emita la Alerta Ámber y ponga manos a la obra para localizarlas con vida, pero desafortunadamente deben pasar 72 horas de la desaparición para que eso pase.

A lo anterior se suma, la violencia familiar que padecen las féminas, que también se han incrementado los casos en esta temporada de confinamiento obligatorio, sin dejar pasar por alto los asaltos, robos a casa habitación, robo de vehículos

con o sin violencia, entre muchos delitos que se han “disparado” y subyacen con la grave situación epidemiológica en Morelos.

¿Y las autoridades? Bien, gracias. Emulando trabajar por y para la sociedad en su conjunto; y se dice de esa forma tajante porque sólo paliativos si acaso son los que están dando, porque programas reales para inhibir y combatir el covid, nada más no; mucho menos cuenta con la capacidad humana y en infraestructura para atender los casos; porque la realidad es que las muertes continuarán incrementándose muchísimo más con el cambio de semáforo, porque la sociedad ya bajó la guardia y creen que ese color significa que todo será como antes. ¡Grave error!

Pero bueno, por otro lado; ¿qué se puede decir en materia de seguridad? Nada halagüeño. Se reitera, la inseguridad en todos sus rubros crece como la espuma y el gobierno estatal y municipal distraen a las corporaciones policiacas de su verdadera función y obligación: salvaguardar la integridad física de los habitantes y la prevención del delito; no hay operativos para prevenir delitos, puesto que los elementos de la Guardia Nacional, Policía estatal y municipales, sólo participan en “caravanas por la salud”, con los perifoneos y casi casi rogando a los pobladores el uso de cubrebocas y sana distancia en las calles, pero solo eso.

Lamentable es pues que los morelenses estén en total indefensión en materia de seguridad, mientras los gobernantes en turno meras pantomimas realicen de un trabajo ficticio, que no ha aterrizado en beneficios sociales mucho menos que brinden certeza y tranquilidad a quienes aquí habitan o están de paso, lamentable pues, es. Tiempo.

MASEUAL es un sitio de información periodística en internet, con más de 15 años de experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account