Log In

Opinión

Un 2020 que ya casi termina. Comparto unas palabras rumbo al 2021. Un abrazo

Pin it

Por JOSÉ MARTÍNEZ CRUZ / MASEUAL

Si esta vez no aprendemos.

Cuernavaca, Morelos, México, 28 de diciembre de 2020.-  Uno. Como un niño mirando la luna, volver a sentir profundo en este instante fecundo. Ese sentimiento que nos invade a la hora del recuento de un año que no parece querer concluir. Un 2020 extraño y difícil, donde la pandemia obligó a cambiar muchas de las actividades y a repensar la forma de hacerlas y sobre todo de relacionarse. Un año donde perdimos amistades entrañables y las muertes prematuras dejaron un sentimiento de orfandad generalizado. Comprender que nada está lejos ni nada nos resulta ajeno cuando de vidas humanas se trata. Dependemos mutuamente para poder hacer nuestro trabajo. La crisis ha elevado las presiones de todo tipo para poder sobrevivir. Fortalecer el trabajo colectivo que nos permite superar debilidades propias y ajenas. Cuestionar la idea de progreso de unos cuantos a costas de los demás, aplicando el marxismo como herramienta para entender la sociedad y la historia en momentos de combinación de toda clase de crisis.

Dos. Históricamente la peste de principios del siglo XX ha sido la más mortífera, sin embargo, la pandemia de este principio de siglo XXI que nos ha tocado padecer nos obliga a aprender para evitar que sus consecuencias sean aún mayores.

Tres. Estudiar esta compleja realidad requiere compromiso para leer y repensar colectivamente. Eso tratamos de llevar a cabo durante la XX Escuela Nacional de Cuadros del PRT que concluyó el 21 de diciembre, luego de intensas sesiones de análisis, reflexión e intercambio de ideas y experiencias políticas en el movimiento social y tratar de definir alternativas estratégicas anticapitalistas. Gracias a camaradas que desde diferentes estados y países aportaron tiempo y energía para continuar la lucha socialista, feminista, ecosocialista, antimperialista, internacionalista, por derechos humanos plenos, luego de éste 2020 que en unos días más por fin llegará a su término, para que el 2021 sea de lucha, con salud y amor.

Cuatro. Los poderosos apuestan al olvido, pero no sabían que la memoria es una llama ardiente que forja la conciencia.

Cinco. El mejor regalo tiene un mayor valor de uso que valor de cambio, es socialmente necesario y va más allá de la fetichización de la mercancía, porque estimula la imaginación sin oprimir ni explotar a nadie: tu sonrisa. La dignidad, como tu sonrisa, no se puede comprar ni vender.

Seis. La música, el canto y la revolución. El amor hermanado con la lucha es un regalo para estos últimos días del 2020.

Siete. Entre la esperanza y la incertidumbre. En el marco de la setenta y cinco acción global por Ayotzinapa y por México, las madres y padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos enviaron saludos combativos: “No podemos expresar otros deseos porque el horizonte es gris e incierto. El dolor de las y los desaparecidos continúa y no se vislumbra en lo inmediato ruta de verdad y justicia. Para nosotros es difícil afrontar estos días de tradición y convivencia familiar. En nuestra mesa yace una silla vacía y eso lacera nuestra existencia. Han sido seis navidades las que hemos vivido en esta condición. Este año se ha sumado la pandemia generada por el Covid-19 que nos ha inmovilizado parcialmente. Por esta razón este 26 de diciembre con mucho dolor hemos tenido que suspender nuestra actividad político – religiosa en la basílica de Guadalupe. El presente año obtuvimos avances importantes como las 80 órdenes de aprehensión destacando las libradas contra Tomás Zerón de Lucio, Carlos Gómez Arrieta, José Ángel Casarrubias Salgado alias el Mochomo, el capitán José Martínez Crespo y algunos policías federales, así como la identificación de los restos de Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre. No podemos pasar otra navidad con este dolor acuestas, con la incertidumbre que socava nuestra vida y la de nuestros familiares. En todo este tiempo padres y madres han muerto sin saber de sus hijos y más de la mitad nos encontramos enfermos y deteriorados físicamente. Sin embargo, seguiremos en esta lucha hasta encontrar a nuestros hijos. Para ello, solicitando su apoyo y acompañamiento como lo han hecho en estos seis años de batallas incansables por la presentación con vida de los 43”.

Ocho. El Instituto Internacional de Formación e Investigación (IIRE) de la IV Internacional en Amsterdam ha permitido conocer e intercambiar experiencias revolucionarias a nivel mundial. Como las reuniones internacionales físicas no fueron posibles en 2020, en su lugar organizaron reuniones en línea. Con la ayuda de las y los amigos y compañeros, a través de cursos y publicaciones, el IIRE continúa desarrollando su trabajo como sede para el desarrollo del pensamiento marxista. Para más actualizaciones sobre el trabajo de nuestros compañeros, pueden seguirlos en Facebook: https://www.facebook.com/IIRE.org. Una observación común este año pasado fue que la pandemia, en combinación con la crisis económica, la inestabilidad política y el cambio climático, mostraba el carácter insostenible y cada vez más caótico del capitalismo mundial. Desde su fundación en 1982, el objetivo del IIRE es contribuir al desarrollo de una visión alternativa y emancipadora, y formar a los activistas que trabajan en ese sentido. Ahí tuvimos la oportunidad de asistir al seminario de formación política en 1983. Ahora, en 2021, no esperamos una “vuelta a la normalidad” en un futuro próximo, sino más bien una serie de crisis recurrentes mientras lo que Ernest Mandel denominó “capitalismo tardío” sigue desmoronándose. Con la ayuda de nuestros amigos y amigas, el IIRE continúa su trabajo en la formulación de respuestas socialistas a los desafíos venideros. Nuestro agradecimiento a todos los que apoyan este esfuerzo internacional.

Nueve. Dar gracias por la mano solidaria que llegó en el momento adecuado, para superar el golpe bajo que nunca esperaste. Que las miserias del poder no laceren tu dignidad para seguir adelante a pesar de las calumnias y mezquindades.

Diez. Reconocer que no siempre encontrarás la respuesta que buscas, te permitirá formular de mejor manera tus preguntas.

Once. Que el dolor no impida movernos para buscar la medicina que alivia las angustias de quien carece de todo.

Doce. Si nos preparamos para lo peor, tendremos fuerzas suficientes para recuperar lo mejor.

Trece. Porque las viejas recetas de cocinar de tu madre no sólo incluían ingredientes, sino el amor que lograban evocar al calor de un fogón de leña.

Catorce. En la vida hay encuentros y desencuentros que nos muestran nuestras propias fortalezas y debilidades. Somos instantes compartidos. Que la alegría sea un derecho humano, que haga posible que la justicia se siente en la mesa de todas y todos.

Quince. Como el agua de los ríos, la amistad crece, como cuando se juntan los arroyos, se crea la mar y se forman los arcoíris con miles de gotas fragmentando los colores, así espero que el tiempo les alcance en este fin de ciclo.

Dieciséis. Abrazos y fortaleza para seguir adelante en el 2021 que ya se mira en el horizonte, con el amor y la solidaridad a flor de piel.

MASEUAL es un sitio de información periodística en internet, con más de 15 años de experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account