Log In

Columna

SIN CORTAPISAS

Pin it

Por PATRICIA CASTRO CEDILLO

*. Covid, ¿Inconsciencia social o falta de “mano dura”?

 

Cuernavaca, Morelos, México, 3 de enero de 2021.-   Inicia este 2021 con incertidumbre y temor entre la población por el aumento de casos de Covid en el país y, en este caso, en Morelos, debido a que la falta de “mano dura” por parte de las autoridades sanitarias o quizá conciencia social, lo que ha originado que este padecimiento se siga incrementando alarmantemente y parece ser que los esfuerzos para contenerlo han sido nulos o insuficientes.

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud, al día de ayer 3 de enero, se presentaron 547 nuevos casos confirmados activos y se espera un incremento paulatino tras las fiestas decembrinas, puesto que la movilidad de la población se mantuvo y se mantiene; lo más lamentable es que un número considerable de personas sigue sin creer en la existencia de este letal virus que ha cobrado la vida de mil 658 personas en la entidad tlahuica.

Peor aún es que luego de que la Ciudad de México y Estado de México retrocedieran en el semáforo epidemiológico a color rojo el 18 de diciembre pasado, hubo un éxodo de capitalinos y mexiquenses hacia entidades aledañas, entre ellas Morelos, lo que orilló a que esta entidad también pasara a rojo el 24 del mismo mes afín de prevenir más contagios; pero tal parece que ello no dio resultados por las cifras inicialmente citadas.

¿Qué se requiere para que la sociedad civil incrédula tome con seriedad este asunto de salud? Es verdad que muchos deben salir de sus hogares para trabajar y llevar el sustento a sus familias; también es verdad que empresarios, micro empresarios y comerciantes establecidos o ambulantes deben continuar trabajando para mantener el desarrollo económico de la entidad, pero, aunque se entiende dicha postura, algunos no adoptan las medidas preventivas necesarias para inhibir contagios y de qué servirá ignoren los llamados sanitarios para subsistir cuando por esa necesidad pasen a formar parte de las cifras de los contagiados.

Ni qué decir del servicio de transporte público con itinerario fijo que no está respetando la capacidad máxima requerida y suben a usuarios a diestra y siniestra, donde el “bendito” gel antibacterial yace en un recipiente sucio y sin contenido, y por más operativos que realicen las autoridades, sencillamente siguen siendo omisos, mas aun en horarios nocturnos, que es cuando nadie los supervisa; de ahí que la Secretaría de Movilidad y Transporte debe obligar a los concesionarios a contar con las unidades suficientes, que salgan cada determinado tiempo, para que cubran la necesidad de los usuarios y no vayan “amontados” y con el riesgo de contagiarse.

Se insiste en el llamado de cuidarse, de adoptar medidas preventivas en sus hogares de forma permanente porque se ha dicho que este padecimiento no tardará en ser parte de enfermedades endémicas y pese a que ya existe una vacuna que se está aplicando por fechas a la sociedad en general, también lo es que no se garantiza aún la cura, puesto que quienes han sido vacunados han

presentado reacciones adversas; de ahí que se deberá investigar aún más todo ello para su perfeccionamiento.

Ahora bien, con la instalación de puestos para pruebas antigénicas para detectar el covid, se llama a la población que NO presenta ningún síntoma, ya sea tos, estornudos, fiebre de 38º o más, diarrea, dolor de cabeza, muscular y de articulaciones, escurrimiento nasal, pérdida del olfato y gusto, a que NO acuda y deje ese espacio para las personas que sí presentan dichos síntomas y puedan ser valorados, esto, porque si se está sano, se corre el riesgo de contraer el padecimiento al estar cerca de personas que sí lo tienen.

Se espera que los convoyes que recorren distintos municipios y las estrategias de perifoneo implementadas, logren, en verdad, logren concientizar a la población en su conjunto del riesgo latente al que se está expuesto y no sigan pensando que a ellos no les pasará, porque lamentablemente sí está pasando y sí se están incrementado los casos con fatales consecuencias.

Se debe recordar que, al menos en la clínica 1 del Hospital del IMSS de Plan de Ayala, en Cuernavaca, ya no se cuenta con capacidad para atender a más pacientes con Covid, por lo que más vale prevenir que lamentar. De ahí que la población deberá seguir atenta a lo que den a conocer las autoridades sanitarias tanto federales como estatales y no bajar la guardia ni un solo instante, porque de ello depende su salud y la de sus seres queridos. Tiempo.

MASEUAL es un sitio de información periodística en internet, con más de 15 años de experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account