Log In

Opinión

Avergüenza, duele

Pin it

Por EDILBERTO NAVA GARCÍA / MASEUAL

Chilpancingo, Guerrero, México, 27 de marzo de 2017.-   No, que no agradezca adhesiones supuestas ni cante un triunfo prefabricado  quien  se  dice “fuerte y seguro” presidente nuevo del otrora partidote tricolor. Ciertamente hay tiempos de negrura en la humanidad, eso puede estar sucediendo en el ambiente político en México, con un guerrerense habilidoso, sí, pero que colocado en ejercicio del poder bien pronto resulta nefasto. Por acá se le conoce bien o como se acostumbra referir cuando el personaje ha dejado horrible estela en el escenario: lo conocemos de sobra.

René Juárez alcanzó la alcaldía de Acapulco bajo la sombra de un buen ex gobernante local, Alejandro Cervantes Delgado, quien pidió y avaló la propuesta, mas por si las dudas, se echó mano de otro personaje, que en ese ayer gozaba de simpatías en el puerto: José Rubén Robles Catalán. Fue él el suplente del “negro” para asegurar el éxito.  Después escaló a gobernador por su habilidad, logrando que en la mesa dieran revés al contenido de los paquetes electorales, dado que el ahora senador Félix Salgado Macedonio lo había superado como candidato perredista. René Juárez ejerció el mando con perversidad y frivolidad, con desapego a los postulados de su partido, al que algunos desde el poder, creen apoyarlo dándole dinero, siempre dinero, cuando que la ciudadanía se encauza al  sentirse beneficiaria de acciones justas y reinvindicativas ejecutadas por sus gobernantes.  Tan mal gobierno realizó en Guerrero,  que durante su administración perdió electoralmente para su partido el municipio más importante de la entidad: El puerto de Acapulco y, seguidamente, a ese ganador del puerto le entregaría la gubernatura, dado que el PRI fue vencido en las urnas por Zeferino Torreblanca Galindo.

Innecesario retroceder mucho. En las elecciones que “ganó” el priista Peña Nieto,  el calvo René figuró como candidato a senador por Guerrero, y derrotado de fea manera, pero pudo ser senador por una lejana minoría electoral. Y, como se acostumbra, las posiciones plurinominales y de minoría no son para realizar campaña, sino para los audaces miembros o cartas fuertes de los partidos; ahora mismo René Juárez es diputado plurinominal, pues si se hubiese postulado por mayoría relativa, con seguridad lo derrotan sus negros antecedentes políticos.

Empero, en el ejercicio político se dan muchas volteretas. Es probable que el paisano sea ya el señalado del dedo elector y cobre vigencia nuevamente la “cargada” al reunirse el consejo político nacional que se antoja  desmerecido, semidibujado y endeble. Si el índice de Salinas de Gortari indica como manecilla de reloj hacia Juárez Cisneros, quien por cierto hizo cabecera municipal a Juchitán debido a que allá nació su mamá, es un hecho que está predestinado a conducir por escabroso sendero a un PRI de dudosa durabilidad mayor.

 

MASEUAL es un sitio de información periodística en internet, con más de 15 años de experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Log In or Create an account