23 julio, 2024

PERIODISMO INDEPENDIENTE EN MORELOS

Viacrucis de abuelitos para cobrar pensión de Bienestar

SIN CORTAPISAS
Por PATRICIA CASTRO CEDILLO / MASEUAL

  • * Viacrucis de abuelitos para cobrar pensión de Bienestar
  • * En México, el 8.2% de la población ya es adulto mayor, es decir, su edad es superior a los 65 años (Censo de Vivienda 2020).
  • * Urge que se eviten largas filas y condiciones inhumanas durante la espera para cobrar el apoyo.

Cuernavaca, Morelos, México, 17 de julio de 2023.- Se reconoce el acierto del gobierno lopezobradorista en hacer ley el apoyo de “Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores”, y que ello haya implicado reforma y adición a la Constitución, particularmente al Artículo 4º, para que aun después de su mandato, continúe este sector de la población recibiendo ese dinero que mucha falta le hace.

Así pues, en el país hay 10 millones 322 mil 862 personas mayores a 65 años (INEGI 2020), más los que se hayan sumado hasta este momento que, afortunadamente –se quiere pensar-, reciben la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores creada en 2019 y hecha ley en 2020.

Era ya pues hora de que se dignificara a los adultos mayores, puesto que muchos de ellos sufren algún tipo de violencia, esto, de acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH-junio 2020), en México, estudios sugieren que entre el 8.1% y el 18.6% de las personas mayores de 60 años sufren algún tipo de maltrato, cifras que aumentan al 32% en el caso de personas mayores con dependencia funcional (Giraldo, 2019); además, la prevalencia aumenta conforme la población envejece, presentándose con mayor frecuencia en las mujeres, donde el 6.1% de las féminas de 65 y más años que han tenido pareja alguna vez, han sufrido violencia física de alguna pareja o ex pareja. Pero bueno, esto será tema de otra columna.

Lo que sí, es que este sector de la población diariamente suele ser víctima de discriminación y exclusión social y ello queda de manifiesto al momento de ir a retirar y/o recibir su pensión bimestral, porque si bien se reconoce el “logro presidencial” también lo es que debería venir aparejado con capacitación constante sobre derechos humanidad, igualdad y calidad humana a los “siervos de la nación”, coloquialmente conocidos como burócratas, que tratan con la punta del pie a aquellos abuelitos o familiares que osen desequilibrar su “psique laboral”.

Y sí, cada dos meses, se ven largas filas de abuelitos que acuden al “Banco Bienestar” o la Secretaría de Bienestar (antes, Sedesol), a cobrar su pensión bajo los recalcitrantes rayos del sol, de pie, sin que al menos se dignaran a colocar malla sombras para mitigar el calor, evitar deshidratación y hasta desmayos.

Se ha llegado incluso, donde los “siervos de la nación” discriminan, discuten e ignoran en sus solicitudes y dudas a las personas de la tercera edad. Y ejemplo de ello hay muchos, basta “goglearlo” para constatarlo. Ahora, por si eso fuera poco, ya surgieron los “micro-empresarios” que rentan bancos de plástico en 20 pesotes. Al menos eso trascendió el pasado lunes 17 de julio. Pero bueno, negocios son negocios, “no le aunque” que los abuelitos vayan sólo con lo de sus pasajes.

Ni qué decir de que los “cajeros automáticos de Bienestar” no tengan dinero suficiente, se ´traguen´ el plástico, les retenga el dinero después de un intento y, desolados, preocupados y con incertidumbre acuden a formarse en las interminables filas para que algún “ejecutivo” les brinde solución, pero más tardan en llegar –entre dos o tres horas- que en salir en menos de 5 minutos: sin dinero, sin tarjeta y sin solución. Bajo el espurio argumento de que se tienen que esperar hasta dos semanas si bien les va, o que de plano ya “valieron” esos pesitos.

Si las personas de la tercera edad tienen la fortuna de cobrar la pensión sin mayores dilaciones, ésta la ocupan para pagar sus medicamentos, ir a consultas médicas, para alimentación y vestido, esto, en el caso de que no cuenten con familiares “samaritanos y serviles” que se aparecen cada dos meses para comedidamente acompañarlos a cambio de una “lanita” o de plano quitándoles todo. No se duda que sean los menos, pero de que los hay, los hay.

Pero se espera pues, las condiciones para cobrar la pensión mejoren y no signifiquen un viacrucis para este sector de la población, ya que en lugar de ser un día de optimismo y alegría, se convierte en un martirio e incertidumbre para ver si logran salir airosos para cobrarla, porque es triste y lamentable observar cómo los abuelitos deben sufrir las inclemencias del tiempo para tal efecto e irse con las manos vacías por trabas burocráticas.

Antecedentes
Fue en el año 2019, cuando el gobierno de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, creó la pensión universal no contributiva denominada “Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores” y, que el 08 de mayo del 2020 fuera publicado en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el que se reforma y adiciona el Artículo 4º de la Constitución, que eleva a rango constitucional el derecho a ésta.

Con dicha reforma se contribuye a proteger el bienestar de las personas con discapacidad, lo que conlleva a la obligatoriedad del Estado a garantizar el ejercicio pleno de esos derechos estipulados en la Carta Magna.

De acuerdo a información oficial de enero de este año, el padrón está conformado por 11 millones 056 mil 534 beneficiarios al primer trimestre. Cabe recordar que el Censo de Población y Vivienda 2020, en el país había 10 millones 322 mil 862 personas con edad de 65 años y más, conformando el 8.2% del total de la población.

De ahí que resulte lógico ese incremento de abuelitos tres años después de realizado el censo en comento. La secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel Reyes, informe en enero de este 2023, que la pensión se incrementó 25% y pasó de tres mil 850 pesos en 2022 a cuatro mil 800 pesos bimestrales; subrayando que para tal efecto la inversión social de la pensión para 2023 asciende a 339 mil 341 millones de pesos.

“Como te vi, me vi; como me ves, te verás”
En fin, ojalá la sociedad en su conjunto trate a los abuelitos como quisieran ser tratados, y es que de acuerdo con datos arrojados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se destaca que, en el mundo la población de personas mayores de 60 años pasará de 900 millones en 2015 a unos 2 mil millones en 2050. Además, en los últimos dos años (2020), aproximadamente una de cada seis personas mayores de 60 años sufrió algún tipo de abuso en sus comunidades.

No se les olvide pues, que en el mediano plazo no sólo México será un país de viejos, y que es hora de que tomen conciencia del respeto que debe darse a las personas de la tercera edad, ya que el beneficio que hoy se les otorga será el único que reciban, tal vez, aquellos “siervos de la nación” y personas abusivas que llegado su momento ocuparán esas filas que hoy de lejos ven, sin interés, sin empatía, sin ayudar a mitigar el calor y cansancio de esos abuelitos que tienen la necesidad de esa pensión del Bienestar, y qué bueno que se hizo ley, porque llegado el momento, se reitera, la necesitarán. Tiempo.

*Foto redes

https://www.gob.mx/bienestar/acciones-y-programas/pension-para-el-bienestar-de-las-personas-adultas-mayores-296817

About The Author